De emergentes a sumergidos. Nuevos artistas y mercado del arte 19
De emergentes a sumergidos.
Nuevos artistas y mercado del arte

por Erika Pardo Eskoug

Desde mi experiencia personal como artista “emergente” -productora de arte contemporáneo de incipiente proyección, quizá significante de cierta calidad, pero no suficiente como para hacer del arte mi profesión-, reflexiono sobre la relación entre el mercado del arte y el artista principiante: sus condicionamientos, oportunidades, restricciones, consideraciones a tener en cuenta… en definitiva, las reglas del juego que cualquier aspirante a artista debe asumir y afrontar si está dispuesto a aceptar su posición en la cadena de producción de la cultura.

Al contrario que otras profesiones creativas reconocidas como tales, ser artista requiere aceptar una precarización laboral voluntaria, con los riesgos que ello conlleva. Dilucidar los mecanismos del mercado del arte, será pues vital.  


Cuestión de elecciones


La producción artística está llena de mitos.

El peor de ellos: el paradigma del artista-genio-bohemio-loco, de personalidad oscura, siniestra, individualista y excéntrica, que se encierra en su agujero para crear sin gran esfuerzo obras únicas, ajenas a lo que ocurre en el exterior y, quizá por ello, trascendentes a su época.

Auténticos genios en sentido kantiano, que no necesitan formación ni noticia alguna del mundo que les rodea.

Unas veces alcohólicos, otras drogodependientes, si no misóginos, ciclotímicos o sumidos en profundas depresiones.

En palabras de C. Freeland:“ A menudo se cita el genio para excusar o justificar la conducta extraña de un artista (Van Gogh cuando se cortó la oreja), el abandono de sus obligaciones ordinarias (Gauguin cuando escapó a Tahití), el alcoholismo, el ser mujeriego o los cambios de humor (Pollock).”

Nada más lejos de la realidad en nuestro tiempo.

Hoy día, la mayoría de los artistas presentes en galerías y museos de arte moderno son universitarios, gente cosmopolita, versada, viajada, que maneja varios idiomas, con obras que bailan de una feria internacional a otra, de galería en galería.

Y supongo que todos ellos representaron en sus comienzos ese término tan odioso y renombrado – por no decir trillado hasta la saciedad-  que últimamente pulula sin descanso sobre el panorama cultural de este país:  el artista “emergente”.

Jóvenes ambiciosos y competentes, cuyo trabajo es fruto de la disciplina diaria y de una constante situación de alerta: premios, concursos, becas, subvenciones, participación exposiciones colectivas…

Lo que sea necesario para ser visto.

Una vez concluida la formación académica, y por tanto el amparo en cuanto a proyección y visibilidad que la institución universitaria otorga a sus polluelos, es hora de tomar decisiones: la más importante cuestión de fondo será decidir si hacer del arte una profesión.

Si ése es el caso, el primer y fundamental paso en esta andadura deberá ser la pérdida de la ingenuidad, ya que nos chocaremos frontalmente con un gran obstáculo al que sortear: las exigencias del mercado del arte.


No existe la profesión de «artista»


En la producción artística no ocurre como en otras ramas creativas, que están reconocidas como profesiones y cuya remuneración no es puesta en duda, sino que es la consecuencia lógica de un trabajo realizado: arquitectos, publicistas, diseñadores industriales o gráficos… son ocupaciones legitimadas como tales.

Trabajadores que responden a la demanda de una necesidad: la materialización de un proyecto, la realización de un diseño, la transmisión de un mensaje…

Sin embargo, no existe la profesión de “artista” en cuanto a tal.

Si uno decide apostar por sus posibilidades, expresando ideas, inquietudes y sentimientos propios, que seguro serán compartidos  por miles de personas, deberá adaptarse en lo que pueda “a lo que se lleva” o de lo contrario preparase para lo peor.

Cuando hablaba de la pérdida de la ingenuidad, me refiero a cuestiones como:

– ¿Qué se está vendiendo ahora en ARCO?

– ¿Qué tipo de iniciativas está financiado el ayuntamiento de tu ciudad?

– ¿A quién se le concedió la beca X en su última edición?

– ¿Qué tipo de ayudas ha publicado el Ministerio de Cultura este año?

Resulta, cuanto menos curioso, que desde que la cineasta González Sinde fue nombrada Ministra de Cultura, se apoyara al cine y a la producción audiovisual en su momento como nunca antes se había hecho: 46 subvenciones frente a las 3 otorgadas para la promoción de las Bellas Artes.

Aún resuenan en mi cabeza las palabras de uno de mis profesores en mi tercer curso de la facultad: “Anímate mujer, presenta tu dossier a estas becas. Ahora lo que buscan son mujeres que hagan videoarte.”

Asimismo, y en plena época de crisis: 490 millones de euros en I+d+i para la experimentación culinaria…

Ciertamente, el que se aventure a vivir de su producción artística, no puede vivir ajeno al peso de los intereses de las  decisiones políticas en la gestión y el apoyo a la cultura.

Quizá ése sea el mayor problema: en este país la gestión cultural se encuentra en manos de la clase política o de agentes culturales que al poco de entrar en el gremio se politizan o “barren para casa.”

No será este el foro para discutir cuestiones políticas, aunque no haya podido evitar la tentación de apuntar una pequeña pincelada.

La problemática de los nuevos artistas o los “emergentes” básicamente consistirá en la aceptación o no de su voluntaria y elegida autoprecarización.

En plena situación de crisis, cuando los apoyos institucionales son escasos y en muchos casos se encuentran ya otorgados (léase el eufemismo) desde su convocatoria, la búsqueda de financiación no es nada sencillo.

Y con financiación no me refiero sólo a los costes de los proyectos, sino a la cobertura de las necesidades básicas del artista que necesita tiempo para llevar a cabo los proyectos.

Nos encontramos ante un paradigmático caso de «la pescadilla que se muerde la cola»: para producir arte se necesita dinero, si trabajas en otra cosa para ganarlo no tienes tiempo, si no tienes tiempo no puedes producir.

Muchos presuponen con asombrosa naturalidad que ese tiempo puede ser extraído de las horas de sueño o de descanso dominical, compatibles con otro trabajo remunerado a tiempo completo.

Otros consideran que puede compaginarse la producción de obra comercial decorativa y de pequeño formato con la creación de “Arte Con Mayúsculas”: entiéndase por los gigantescos formatos que contemplamos en museos y centros de arte contemporáneo, el arte electrónico, piezas de vídeo o  instalaciones.

Combinación que, por otro lado, para muchos artistas resultaría denigrante.

Como bien describe Shiner“… en el siglo XX, algunos de los debates más destacados acerca de la cultura han girado en torno a la distinción entre alta y baja cultura; una relación paralela a la que existe entre arte versus artesanía, en la medida en que “baja” cultura incluye normalmente el arte popular, las artes decorativas y el arte comercial.”

Todo será pues cuestión de elecciones. Nada fáciles, por cierto.


Mi experiencia personal


Hablaré de mi trayectoria de la forma más honesta y menos artificiosa posible.

En mis inicios como pintora, a partir del año 2003, mi obra se basaba en cuadros de paisaje, sin pretensiones, coloristas y decorativos.

Tanto en España como en Suecia (mis dos países de origen) mi pintura fue acogida con bastante éxito.

Simplemente eran instantáneas en óleo o acuarela que ni siquiera tenían título.

Eran imágenes de lugares que me llamaban la atención traspasados a la tela o al papel.

Exponía en pequeñas salas de ayuntamientos, espacios cedidos por fundaciones, ferias de mujeres emprendedoras y todo tipo de actividades que me permitieran mostrar mi obra sin más coste que encargarme personalmente del montaje y desmontaje, del diseño y gastos del folleto explicativo y/o de la lista de precios e incluso permanecer en el espacio «custodiando» las obras y atendiendo al público en caso de que surgiera una venta.

Y realmente vendía. Y mucho.

En aquella época, esta pintura llamativa, de pequeño formato y precio asequible me permitió vivir exclusivamente del arte.

Por supuesto, asumía que ni el crítico de arte local, ni ningún entendido en arte contemporáneo iba a reparar en mis exposiciones.

Sin embargo, sí conseguía aparecer en la prensa de la provincia y recibir encargos puntuales que, junto con lo que vendía en las exposiciones, me hacían pensar que, hablando con propiedad, mi profesión era «artista».

En 2005 empecé mis estudios de arte (primero en Suecia y luego en la Universidad de Málaga).

Comencé a leer muchísimo: teoría del arte, historia, filosofía, estética…y sobre todo a frecuentar  centros de arte contemporáneo y todo tipo de exposiciones de artistas actuales.


Formación universitaria y necesidad de expresión


Todo ello despertó en mí la necesidad de expresar cosas.

Me introduje en el mundo del cine de autor, aprendí edición de vídeo y de fotografía, animación, arte eletrónico…

La formación universitaria operó tal cambio en mí que llegué a avergonzarme de mis inicios con las acuarelas.

Profundicé en mis emociones más íntimas, abriendo una nueva línea en mi trayectoria: mi obra última expresa mis frustraciones respecto a la maternidad.

A partir de este giro sin retorno, mi actividad artística se abrió a técnicas como las instalaciones y las videoproyecciones.

Empecé a exponer en salas institucionales con una mayor infraestructura: más repercusión mediática, inauguración, invitaciones impresas, textos y catálogos varios…

La gran diferencia respecto a lo anterior: mayor reconocimiento, pero mucha menor remuneración.

Ninguna, en realidad.

Comisarios, diseñadores gráficos, impresores… incluso el vigilante de seguridad recibe un pago por sus servicios.

Cosa que el artista no percibe.

Realmente, la única opción de recepción de ingresos para un artista no reconocido actualmente es ganar algún premio o certamen o conseguir financiación institucional para la realización de un proyecto.

Cierto es que, en principio, se siente como un honor ser seleccionado para participar en exposiciones, aunque sean colectivas y no estén orientadas a la venta.

Pero, he de reconocer que pasado un tiempo el artista empieza a plantearse hasta qué punto su situación en la cadena de producción de la cultura le supone algo sostenible…

Efectivamente, la relación del artista “emergente” (y, por qué no, también de artistas más reconocidos) con el mercado del arte es muy complicada.

El lenguaje visual contemporáneo a veces implica la ejecución de piezas poco o nada vendibles, ya sea por la técnica o por la necesidad de grandes espacios para su montaje, cuestión nada fácil de solventar si pensamos en coleccionistas privados.

Si a ello le sumamos las limitaciones presupuestarias que la consabida crisis acarrea -con pensamiento en las posibles adquisiciones de obra por parte de instituciones-, el panorama no es nada esperanzador.


A modo de conclusión


No hay que ser un entendido en la materia para percibir que esta sociedad debería cuidar más a sus artistas.

Al fin y al cabo, de ellos depende en gran parte la transmisión de nuestra cultura a las generaciones futuras; además de fomentar valores como la identidad de grupo a través de la expresión de inquietudes individuales que son compartidas y valoradas por los espectadores, que a menudo se sienten reconfortados y/o representados por aquello que contemplan, o simplemente experimentan el mero placer estético.

Poniendo de nuevo mi obra como ejemplo, estoy segura de que no seré la única treintañera de este país que dé prioridad a la vida profesional en detrimento de ser madre joven, que tenga dudas acerca de su elección y tenga miedo de haber establecido una escala vital de valores equivocada.

No hace mucho llegaron a mis oídos los lamentos de los comisarios de exposiciones, que dicen sentir coartada su libertad para la selección de obras, por las directrices ya dadas por los que realmente manejan el cotarro de la actividad cultural de este país: véase la clase política, que  poco entiende de arte y, si se me permite la licencia, de casi nada en general.

Pena me dio escuchar estas quejas.

Pero tampoco me conmovió sobremanera si pienso en la dramática situación del artista productor contemporáneo, al que se le presupone, no sólo el talento y la creatividad sino también: el encuentro del tiempo necesario para producir su obra (aunque provenga de las horas de su descanso vital) y los medios económicos suficientes para cubrir no sólo sus necesidades primarias, sino también los costes del material para su trabajo.

Pobres los comisarios, que ven mermadas sus libertades de expresión y selección… pero al menos ellos cobran por su labor curatorial.

En cambio, a  los artistas no se les paga por exponer.

Lo único que les queda, amparados en la esperanza de que alguna galería de moda o institución se fije en ellos y les compre obra, es esperar.

Ocuparse a diario en cualquier otro oficio para conseguir dinero y trabajar en su obra en sus horas de descanso y de ocio.

Asistimos a tiempos en que los valores de heroicidad de aquellos que apuestan por la autoprecarización ( los denominados “freelance”), que representan la resistencia intelectual de los que prefieren la libertad creativa y la inseguridad económica frente la sumisión a los dictados de las exigencias del mercado y de la clase política, se encuentran cada vez más difusos y desprestigiados.

A menudo me pregunto hasta qué punto este sistema es sostenible, cuánto tiempo puede aguantar en la lucha, sin percibir remuneración alguna, un artista “emergente” antes de mutar a “sumergido”, por no decir frustrado o desengañado.

Ante todo esto es fácil rendirse y claudicar.

Pero, recordemos que esto del arte es algo vocacional y elegido.

De dónde si no surge la expresión “por amor al arte”, cuando queremos referirnos a algo que se realiza desinteresadamente…

Como dijo en su momento Picasso «La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando».


Trabajar, trabajar y no relajarse


Trabajar, trabajar y trabajar.

No relajarse, ni dejar de esforzarse ni autoexigirse jamás.

En palabras de A. Fernández Polanco:“ No todo vale, por ello la mirada entrenada es capaz de apreciar el momento en que las obras de algunos artistas caen en la banalización de sus poéticas prístinas. En huecos manierismos y fórmulas que se repiten.”

Si el mercado es un obstáculo, habrá que buscar la forma de solventarlo, por ejemplo tratando de compaginar lo artístico con lo comercial, por supuesto no en el plano de lo conceptual, sino en cuanto a formatos a los que se pueda dar salida más fácilmente y a técnicas menos costosas.

Y ya en última instancia, si el apoyo institucional es sólo para unos pocos o inexistente, y para no perder la costumbre: siempre nos queda emigrar.

 

Erika Pardo Skoug

Fotos cedidas por Erika Pardo. Descarga este artículo en PDF

Erika Pardo SkougAcerca de Erika Pardo Stoug, autora de este artículo:

Graduada en Bellas Artes y con un Master en gestión cultural en la Universidad de Málaga.
Se dedica completamente al arte en varias disciplinas, desde pintura y fotografía hasta video y arte electrónico.
Le encanta todo tipo de creatividad y por eso, en octubre de 2014, creó su propia empresa ( Trehundrafemti Design ) en diseño web y gráfico. Como artista, está completamente convencida de que el arte debe ser testigo de su tiempo y es, por eso, que todo lo que crea está basado en sus propias experiencias.

http://www.erikapardoskoug.com

Imprescindibles para emprender como artista

"Emprender como artista" es una práctica y completa guía para conocer los aspectos esenciales de como organizar tu producción, como promocionarla y como comercializarla.

Internet como mercado global para vender tu arte, te descubre  como las posibilidades de dar a conocer tu trabajo se multiplican por mil y tu presencia online se convierte en un escaparate permanente las veinticuatro horas del día.

Nicho de mercado:¿Qué es, saber detectarlo y cómo hacerlo rentable? 10

Nicho de mercado:¿Qué es, saber detectarlo y cómo hacerlo rentable?

Si quieres dedicarte exclusivamente a vivir de tu vocación artística es importante que encuentres tu sitio y concretes cuál va a ser tu nicho de mercado, donde te puedas desenvolver profesionalmente con más afinidad y rentabilidad.

soy artista

El artista nace o ¿se puede aprender a ser artista?.

El artista nace con un talento especial o ¿se puede aprender a ser artista?.

Es una pregunta que, seguramente, has oído en repetidas ocasiones o, incluso, tú mismo te has formulado en el transcurso de alguna conversación.

hacer rentable el arte

Sólo con pasión no se pagan las facturas

Solo con pasiónno se pagan facturasNo cabe duda de que eres un artista, porque siempre te has sentido atraído por los retos creativos y por la necesidad que tienes de expresar plásticamente las ideas que se acumulan en tu cabeza. Múltiples ideas y varias maneras de...
Marca personal artística: Como crearla y promover tu carrera en Internet 11

Marca personal artística: Como crearla y promover tu carrera en Internet

Si eres un artista emergente o independiente y quieres vivir del arte en esta era digital, tienes que ver tu arte como tu negocio. Y para eso debes aprender a desarrollar una marca personal sólida para que puedas impulsar tu carrera artística.

Residencias RARO

Almudena Blanco:»Los artistas emergentes siempre lo tienen complicado y en R.A.R.O. les facilitamos experiencia y promoción»

Las residencias artísticas son una experiencia singular que han proliferado en los últimos años y se han convertido en una alternativa atractiva para conseguir un espacio y tiempo donde formarse, investigar, presentar y producir.

wordpress. la mejor opción para tu blog

WordPress, la mejor opción para tu blog y es gratis

WordPress es un software de código abierto y es, al tiempo, GRATIS y de un precio incalculable. Es una solución ideal y fácil de utilizar aunque no tengas muchos conocimientos técnicos.

LA CREATIVIDAD A DEBATE

La creatividad a debate

La creatividad a debate“La Creatividad es un proceso que se desarrolla en el tiempo y que se caracteriza por la originalidad, el espíritu de adaptación y el cuidado de la realización concreta. Este proceso puede ser breve, como una improvisación musical o muy largo...
Por "amor al arte" seré también empresario, además de artista 12

Por «amor al arte» seré también empresario, además de artista

Es evidente, tienes que ser artista y empresario a la vez para poder subsistir exclusivamente de tu producción.

“Por amor al arte” eres artista, pero por “amor a sobrevivir” debes saber gestionarte como empresario.

portfolio

Saber venderse: Portfolio y declaración de artista

Un portfolio y una declaración de artista son dos recursos indispensables para promocionar nuestro trabajo como creativos.

Hay que saber venderse para conseguir triunfar y tenemos que utilizar todas las herramientas que estén a nuestro alcance para conseguirlo.

Mi satisfactoria experiencia con el hosting de Raiola Networks 13

Mi satisfactoria experiencia con el hosting de Raiola Networks

Si quieres tener presencia en internet con un blog o una web que inspire confianza y responda satisfactoriamente a las incidencias que puedan surgir en el desarrollo del mismo,  una pieza primordial y muy importante en el proyecto es la elección de un buen hosting.

concursos y becas

Como participar en concursos, becas, subvenciones y residencias para artistas

Premios y concursos son una alternativa habitual del artista, las becas significan un apoyo indiscutible para ampliar la formación, mientras que las residencias pueden significar la oportunidad de materializar un proyecto.

coworkins para artistas

Coworkings para artistas: Una opción para hacer rentable tu creatividad

Los coworkings para artistas o talleres de arte compartidos son una buena opción si te has decidido a emprender como artista y estás inmerso en la creación de tu propia obra y en la promoción de tu marca personal.

¡Cuidado con las pseudo-galerías!. El artista siempre sale perdiendo 14

¡Cuidado con las pseudo-galerías!. El artista siempre sale perdiendo

El número de galerías de arte que solo lo son de nombre perjudica la credibilidad del mercado y la gestión de las auténticas galerias.
Su actividad se organiza en torno a exposiciones colectivas o individuales previo pago por parte del artista.

SEO: estrategias para artistas urbanos

SEO: Estrategias para artistas urbanos y muralistas

SEO: Estrategiaspara artistas urbanos y muralistasEn un momento de total incertidumbre en la industria del arte debido al Covid-19, se hace más relevante que nunca la utilización de la tecnología para el desarrollo de un proyecto personal (véase como trabajador...
Iniciarse en el coleccionismo de arte

10 consejos para iniciarse en el coleccionismo de arte

Es el pequeño y mediano coleccionista el que sostiene el mercado del arte y es, por eso, por lo que se tiene que tener en cuenta y fomentar su presencia.Tanto si realiza la adquisición por inversión o por mecenazgo, socialmente el coleccionismo significa prestigio.

Marnay ante una de sus obras

Marnay:” El mundo del arte no solamente es caprichoso y subjetivo, sino manipulado.”(II)

En esta segunda entrega de la entrevista que he mantenido con Marnay, el pintor cántabro hace un recorrido por el mundo del arte, sus integrantes y cómo influyen las nuevas tecnologías en la promoción y comercialización del arte.

En lo que se refiere al panorama artístico actual, afirma que hay «mucho arte, muy manejado por cuatro y no siempre lo mejor.»

8 tips para hacer un seguimiento

8 tips para hacer un buen seguimiento del coleccionista

No se trata de pensar que una vez que has vendido una obra ya está todo hecho y que a este comprador ya lo tienes fidelizado para siempre, sino todo lo contrario: Aprovecha la oportunidad del nuevo contacto y diseña un seguimiento acorde a sus preferencias y posibilidades como coleccionista.

plataformas artísticas

Plataformas artísticas de venta online: ¿Por qué son necesarias?

Las plataformas especializadas en arte tienen muchas ventajas para los y las artistas, porque son redes profesionales, están enfocadas a la difusión y venta de obras artísticas, y por tanto, a la construcción de una red profesional artística, de personas que viven o pretenden vivir del arte.

marca personal

La importancia de potenciar tu marca personal

Recurre a todas las opciones: networking, blog, exposiciones, certámenes, actos sociales, etcétera.

Puedes ser el mejor en tu especialidad, pero si no logras llegar al público al que le interese tu trabajo de nada servirá tu excelencia profesional.

Recursos para ayudarte a promocionar y vender tu arte 15

Recursos para ayudarte a promocionar y vender tu arte

Cuando el artista tiene prestigio y su obra es reconocida en el mercado su comercialización se hace prácticamente por si sola.

Son los mismos circuitos comerciales del arte los que la demandan o la promocionan porque es más fácil para los intermediarios trabajar con un producto que tiene aceptación y cuyo autor goza de prestigio y popularidad.

COVID-19: Un futuro incierto para el artista

COVID-19: Un futuro incierto para el artista Los miles de fallecidos a causa del COVID-19 es la evidencia más lamentable de una situación sanitaria muy grave que requiere todos los recursos disponibles para poderla superar. Evitar más víctimas y superar la pandemia lo...
Redes Sociales: ¿Son útiles para los artistas? 16

Redes Sociales: ¿Son útiles para los artistas?

Redes Sociales: ¿Son útiles para los artistas?En el ámbito del arte, las Redes Sociales se han convertido en el vehículo apropiado para alcanzar a un público muy amplio, al que no se llegaría nunca si no fuera por internet. Están adquiriendo un protagonismo...
trabajar gratis no

Trabajar gratis, ¡NO! por amor al arte

Como artista, en algún momento, o con demasiada frecuencia, te habrás tenido que enfrentar a los que pretenden que tu trabajo les salga gratis.

Si les dices que vives de tu trabajo y que tienes que cobrar por ello seguro que no te toman en serio, porque entienden que lo haces porque te gusta y, si es así, puedes hacerlo sin cobrar o a bajo precio.

Marnay, exposición

Marnay:” Hay excesivas voces de dogmáticos y santones del Arte que menosprecian la figuración” (I)

“Marnay pinta como un pintor que fuese poeta; o como un poeta que dominase la expresión plástica, escribió José Hierro, uno de los mejores poetas de nuestras letras.

Nacido en Santander (España), Marnay (José Antonio González) es un pintor de reconocida solvencia artística, ilustrador y retratista también, que se dio a conocer con su primera exposición individual a mediados de la década de los años 70 y desde entonces no ha dejado de cosechar el crédito de crítica y público.

Juana de Arte, un espacio diferente para artistas emergentes 17

Juana de Arte, un espacio diferente para artistas emergentes

En Buenos Aires (Argentina), se encuentra un espacio de arte diferente, donde se ofrece un servicio dedicado con pasión, responsabilidad y profesionalismo a los artistas emergentes y, también, a los que ya tienen una trascendencia, dándoles la posibilidad de mostrar sus creaciones.

quiero exponer

Quiero exponer y quiero que me sea rentable

No siempre se acierta a la hora de elegir sala donde exponer su trabajo.

Disponer de la información necesaria y orientar acertadamente la difusión de su trabajo artístico son las mejores herramientas para no perder el tiempo … y, a veces, dinero también.

libros

Lecturas de apoyo para tu proyecto de arte (I)

A medida que lleguen a mi conocimiento nuevos libros que puedan aportar una lectura de interés relevante o complementaria para el artista los iré publicando.

Estarán recogidos en distintos posts y bajo el titulo común «Lecturas de apoyo para tu proyecto de arte».

alicia aradilla

Artistas viajeros, nómadas y creativos

Los artistas viajeros son apasionados del arte y de los viajes, que buscan en su aventura una percepción del mundo enriquecedora con la que nutren su espíritu inquieto y que no encuentran en la vida ordinaria.

30 sitios donde puedes vender tu arte por internet 18

30 sitios donde puedes vender tu arte por internet

Como sentenció Bill Gates: «Si no está en Internet, no existe» y como el mercado de arte online va en aumento cada año  hemos diseñado el curso “Emprender como artista: Internet para promocionar y vender tu arte”, para ofrecerte la opción de que puedas ampliar la comercialización de tu obra a un mercado global.

decalogo para contactar con una galería

Decálogo para contactar con una galería

Como contactar con una galería es la interrogante que tiene en mente todo artista visual al inicio de su recorrido profesional.
La galería de arte es aún hoy en día el canal de distribución más adecuado para la comercialización y promoción del artista con que cuenta el mercado del arte.

CONSULTORÍA ONLINE O POR EMAIL 


Te ofrezco una respuesta satisfactoria. La inversión que hagas en la asesoria  te ahorrará mucho tiempo y esfuerzo para que tu creatividad y resolución den los frutos que esperas.

Estas se realizan en directo online a través de Skype y, si lo prefieres via email, con respuesta en menos de 48 horas.

2 Comentarios

  1. Juan Aguirre Vila-Coro

    Muy interesantes y acertadas reflexiones que comparto casi al 100/100.
    Si no hay inconveniente coloco este post en mi web http://www.aguirre-arte-digital.es, citando evidentemente a su autora.
    Añado un reflexión que me obsesiona.
    Se trata de otra «salida» remunerada para el artista y es la enseñanza. Gratificante, en principio, pero siempre sujeta a una reflexión casi obsesiva:
    ¿Tiene sentido volcar tu esfuerzo en aprender a la perfección algo de tal forma que seas el que lo enseñe en un cadena eterna profesor-alumno-profesor-al…?
    Casi prefiero quedarme con la autosatisfacción de lo producido antes que el ciclo aparentemente inútil del que estudia mucho para enseñar muy bien.

    Responder
    • Objetivo Arte

      Hola Juan.
      Ningún inconveniente en compartir el post de Erika Pardo en tu website.
      Respecto a tu comentario sobre la enseñanza puedo estar de acuerdo en cuanto a reflexión, aunque para el alumno la suerte de disfrutar del magisterio de un buen maestro en su proceso formativo es algo que le marca de por vida en su oficio.
      Un abrazo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Objetivo Arte te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por el responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar la solicitud que realizas a través de este formulario de contacto. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Network(proveedor de hosting de Objetivo Arte) dentro de la UE.Puedes consultar aquí su Política de Privacidad. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@objetivoarte.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad

Plataforma online para la comunidad creativa de artistas interesados en vivir de su vocación.

 

Contenido informativo y formativo para todos los niveles.
 

- Partner:
TheArteMarket, agencia especializada en casas de subastas, galerías y mercado del arte >>>

Este sitio web utiliza cookies para que puedas tener una mejor experiencia como usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento y la aceptación de nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
guia quiero exponer

Descarga la GUIA GRATUITA

"QUIERO EXPONER.

¿DONDE Y COMO ?

 

Y, además, recibirás en primicia todos los artículos que vaya publicando en Objetivo Arte.

Te has suscrito satisfactoriamente

Pin It on Pinterest

Share This