Jorge de la Cruz:
«Me he negado a aceptar
el simplismo cultural imperante».

«En LEA buscamos artistas con talento y determinación por el arte.»


En un mundo tan subjetivo y lleno de intereses culturales y económicos como es el mercado del arte, si quieres hacerte un hueco tienes que apostar por un proyecto con el que te identifiques artísticamente y saber  acoplarte a los cambios que provoque su propio desarrollo, pero sin deambular.

Hay que fijar las ideas y trabajar convencidos de saber llevarlas a buen fin para poder hacer el camino adecuado, al margen de modas o imposiciones ajenas a la creación artística.

El invitado de hoy a Objetivo Arte es el artista y gestor cultural Jorge de la Cruz.

Licenciado en Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid, Jorge manifiesta su inquietud artística en múltiples disciplinas como la escultura, la pintura o el dibujo, aunque la mezcla de materiales y estilos le ha llevado a expandir sus recursos plásticos con montajes efímeros de gran formato tipo site-specific que realiza en colaboración con festivales y actividades culturales.

Sus temas se inspiran en relatos o mitos que inventa, con trasfondo oscuro y siniestro, y que materializa en piezas artísticas mediante rituales. A este tipo de práctica la denomina «brujería contemporánea».

Hasta aquí, un esbozo preliminar de lo que es la trayectoria artística de Jorge de la Cruz y para conocerlo un poco más como artista, pero hoy nos interesa centrarnos en su actividad como gestor cultural en la que está vinculado actualmente.


«Me parece ridículo que se piense en el arte como decoración o entretenimiento.»


Según has manifestado en alguna ocasión, el entorno artístico establecido no te proporcionaba los estímulos que buscabas y, en un momento determinado,  decidiste erigir tu propio espacio de creación para conocer a otros artistas con tu misma percepción del arte.

  1. ¿En qué momento ocurrió esto y cuál era esta percepción que tenías de lo que tenía que ser el arte o el mundo artístico?

Creo que todavía estaba cursando la carrera de Bellas Artes cuando empecé a sentir esta inquietud por generar una comunidad que reivindicara otras formas de crear y de mostrar arte, pero fue al terminar la carrera cuando empecé a considerar seriamente la necesidad, no sólo personal sino social, de construir un espacio en el que tuvieran cabida otros discursos artísticos.

Siempre he considerado que el arte es esencial para nosotros los humanos, que vivimos y comprendemos nuestro entorno gracias a los procesos que llamamos artísticos. Y por eso, desde esa perspectiva, me he negado a aceptar el simplismo cultural imperante que define el arte como una especie de entretenimiento ligero y que su función es poco más que decorar paredes vacías. Me parece ridículo que se piense en arte como decoración o entretenimiento y eso es lo que he reivindicado desde el inicio en todas las actividades que he dirigido como gestor cultural.

  1. La Casa Franca, como espacio de ocio y cultura, tuvo sus inicios en el ámbito de una vivienda pequeña del centro de Madrid en completa ruina. ¿Cómo se decidió utilizar este espacio para fomentar la actividad artística y cultural?

Todo comenzó de forma muy pasional. Por aquél entonces yo estaba en otros proyectos con otra gente y andaba con la idea de crear mi propio espacio. En cuando descubrí la existencia de esta casa en pleno barrio de Malasaña supe al instante que debía convertirla en la sede de mis iniciativas y experimentos. Y así comenzó, casi sin pensarlo. Antes de darme cuenta ya tenía el nombre, el logo, la web y una voluntad férrea de que se escuchara lo que tenía que decir al respecto de la práctica artística.

  1. ¿La idea que generó este nuevo espacio cultural fue en origen una iniciativa personal o colectiva?

Fue una iniciativa personal.

  1. La Casa Franca es una organización que gestiona propuestas de ocio y cultura bajo unos compromisos de calidad, creatividad y apoyo a artistas noveles e iniciativas experimentales. ¿Qué representa actualmente la Casa Franca en el madrileño barrio de Malasaña?

Actualmente el espacio no funciona como tal, es decir, la casa ya no se puede visitar, por lo que LaCasaFranca se ha transformado en la asociación cultural sin ánimo de lucro que agrupa todas las actividades que se hacen en su nombre, es la figura legal de todo. Sin embargo tiene relevancia que esté asentada en Malasaña, un barrio que ha vivido y vive muy de cerca todos los cambios sociales que suceden en Madrid. Me gusta que LaCasaFranca esté unida a la historia del barrio de Malasaña.

 

  1. ¿Qué tipo de actividades se celebran habitualmente?

Desde La Casa Franca se realizan todo tipo de actividades culturales nacionales e internacionales, como ferias, festivales, exposiciones, charlas, colaboraciones artísticas…

 

  1. La Casa Franca, en su aportación al arte contemporáneo, trabaja basándose en cuatro principios básicos: Curiosidad, Calidad, Profesionalidad e Imparcialidad.

Así es. Creo que es fundamental marcarse unos objetivos pero también unos pilares. Estas cuatro ideas nos permiten crecer siendo fieles a nuestros valores iniciales, que son sencillos pero rotundos: curiosidad para no acomodarnos en lo fácil y lo conocido. Calidad que siempre se puede mejorar y por la que hay que estar continuamente actualizándose. Profesionalidad para hacernos respetar en un entorno con tantos timadores y cantamañanas. E imparcialidad para hacer arte, hablar de arte y mostrar arte, no otras cosas disfrazadas de arte, sólo arte, y en arte no cabe la discriminación.

  1. ¿Apostáis por los artistas emergentes y con proyectos independientes o estáis abiertos a todo tipo de manifestaciones artísticas?

Centramos nuestra actividad en artistas nuevos de corta/media carrera y proyectos experimentales. Es donde encontramos más magia, más creatividad. No es un entorno fácil el de apoyar a artista nóveles, que una vez que crecen desaparecen, pero es lo que más nos motiva, además alguien tiene que hacerlo.

  1. ¿Cómo se pueden poner en contacto con vosotros?

Es muy sencillo contactar con nosotros, pueden hacerlo por redes sociales o por el correo electrónico que indicamos en nuestra web.

  1. Promulgáis una gestión cultural honesta y activa que prenda y se expanda como una gran llamarada. ¿Cuál es el alcance de las actividades? ¿Es de carácter local o tenéis proyección fuera del ámbito de Madrid, ciudad?

Según la actividad y sus objetivos concretos, pero sí, realizamos actividades en Madrid, en otras partes de España y en otros países. Justo ahora nos vamos a Marruecos para realizar una colaboración con el Centro de Arte Moderno de Tetuán dentro de un festival que organiza el área de cooperación cultural dentro del Ministerio de Cultura y Deportes de España. Y todos los años organizamos un festival de arte en Toledo. Por mencionar un par de ejemplos.

  1. La Casa Franca presentó en su momento el festival de arte contemporáneo “Cohete Toledo”, que se celebró por todos los rincones del casco histórico de Toledo. ¿Se ha reflejado esta iniciativa en otras ciudades?

Yo diría que sí, más que con Cohete Toledo con el festival Franqueados, que estuvimos realizando en Madrid desde 2013 en fechas de ARCO de forma masiva en los escaparates de comercios de barrios muy céntricos y con instalaciones artísticas en la calle. El proyecto era dinamita y no tardó en expandirse por cantidad de ciudades de España. Cuando nos dimos cuenta de que ya no era algo novedoso o experimental dejamos de hacerlo.

  1. ¿Consideras que son imprescindibles estos espacios independientes para promover e incentivar la creatividad de jóvenes artistas?

Sí, es esencial que un artista que empieza tenga a su disposición multitud de espacios con diferentes discursos, la variedad de propuestas es una gran fuente de riqueza cultural.

  1. ¿Experiencias como La Casa Franca se autofinancian o necesitan de apoyo económico externo?

Deberían poder estar financiadas enteramente con agentes externos, pero para poder realizar actividades muy experimentales y arriesgadas hemos tenido que autofinanciarnos.


«LEA es un lab de creación en el que los artistas pueden experimentar otras cosas, sin temor a equivocarse o a fracasar.»


Quiero recordar que Jorge de la Cruz es escultor, licenciado en Bellas Artes y gestor cultural que siempre ha tenido interés e inquietud en fomentar la creación de espacios alternativos para proyectos de exhibición, creación e intercambio de nuevas experiencias artísticas.

Con este ímpetu de búsqueda y colaboración  se ha puesto en marcha en el presente año el Laboratorio de Arte Experimental (LEA – Lab of experimental art).

Son 200㎡ dedicados a procesos experimentales en la creación de obra artística y en la concepción de formatos LEA provee a su comunidad de todo cuanto necesite para investigar y materializar sus proyectos, en un entorno plural y dinámico, rico en sinergias y colaboraciones.

  1. LEA se define como espacio de creación e interacción. ¿Con que finalidad surgió el espacio LEA? ¿Como un coworking más, como ámbito de residencia artística o como un recinto de ambiente comunitario entre artistas?

LEA es un lab de creación en el que los artistas pueden experimentar otras cosas sin temor a equivocarse o a fracasar. Creemos que desde el error se logra la excelencia, y eso es lo que fomentamos en LEA. Los artistas que seleccionamos pasan a formar parte de LEA como artistas residentes y les procuramos no sólo un espacio de trabajo sino galerías en las que exponer, ojeadores que vean sus procesos y un entorno muy positivo en el que crecer en todos los aspectos para poder ascender en los circuitos artísticos.

A raíz de lo que comentas es importante remarcar que LEA no es un coworking ni un taller, tampoco unas residencias artísticas al uso. Es cierto que en España no hay demasiados labs para artistas y esto lleva al error. Un lab es un espacio completamente abierto en donde trabajas codo con codo con otros artistas, la experiencia es infinitamente más rica. Sobre las residencias nuestra propuesta son residencias de larga duración (mínimo 6 meses máximo un año).  Esto es muy raro para los tiempos cada vez más breves que se ven en otros espacios. Lo que genera esta larga residencia es una rutina de trabajo muy provechosa y bien asentada que posibilita una mayor profesionalización para el artista.

  1. El espacio en que los artistas crean su obra es compartido con el resto de asistentes, en lo que se refiere a instalaciones, herramientas y servicios. ¿Fomenta este ambiente más el sentido de comunidad o crea algún tipo de fricción que si trabajaran aisladamente en un habitáculo?

Normalmente cuando un artista accede a LEA muestra su preferencia por estar en horarios en los que no haya nadie y pueda trabajar solo. Al poco tiempo, tras las sesiones en grupo y las actividades, escriben para pedir que se les cambie a un horario con más flujo de artistas, y es entonces cuando empiezan a desplegar todo su potencial.

Los artistas tenemos tan arraigada una losa de soledad que ni sentimos el dolor que nos genera. Cuando un artista entra en LEA y descubre que no ha de penar, ni sentirse aislado deja de infravalorarse y consigue muchísima autoestima que se refleja en la forma de crear. Apenas llevamos un año y cuando LEA está lleno de artistas el ambiente es una gozada, se respira una energía única.

  1. Cada artista residente puede decidir la duración, jornada y presupuesto de su residencia eligiendo entre varios turnos ¿Cuáles son los horarios disponibles y la cuota que hay que pagar?

Así es, el artista decide el tiempo que pasa en LEA adaptándolo a sus rutinas y presupuestos. El precio es muy bajo pues no queremos hacer un sesgo de talento por capacidad económica sino por calidad artística. Una vez que el artista supera la selección de acceso la cuota base que se le pide es de 300€ por los 6 meses con dos turnos. Esto son 25€ al mes por turno con acceso a todas las instalaciones, actividades lúdicas y actividades formativas, exposiciones que les conseguimos, ojeadores y marchantes que llevamos a que vean sus trabajos, impresión de un catálogo anual y el programa de mecenazgo, en donde buscamos personas interesadas en cubrir la ya baja cuota de residencia para que el artista pueda estar en LEA sin pagar nada.

  1. ¿Qué capacidad de aforo puede acoger el espacio de los laboratorios, que son los lugares de trabajo?

En el laboratorio podría haber un máximo de 10 artistas trabajando simultáneamente y cómodos en sus 110m2 totales. Aunque para llegar a este máximo deberíamos estar al completo en todo los turnos. Nuestra tendencia es equilibrar los turnos para que haya en torno a 4 o 6 artistas simultáneamente en los laboratorios.

  1. Ofrecéis un tipo de residencia artística denominada FULL TIME que tiene una duración de tres meses. ¿Cómo se desarrolla esta experiencia?

Nos dimos cuenta que había un tipo de artista viajero al que nuestro sistema de larga residencia no le beneficiaba así que decidimos delimitar una zona en el lab para residencias de tipo internacional en el que el artista tuviera ese espacio todo el tiempo a su disposición por una duración fija de 3 meses. Se podría definir como un espacio de alto rendimiento. En todo lo demás el artista comparte y disfruta de LEA al igual que el resto de artistas.

  1. ¿Qué modalidades artísticas se llevan a cabo habitualmente en LEA?

Tenemos de todo, la selección se hace en función de la calidad formal y conceptual de la obra, así como del proyecto de experimentación a llevar a cabo.

  1. Los artistas que quieran formar parte de la comunidad de artistas residentes LEA ¿qué requisitos tienen que reunir o como pueden ser admitidos?

Buscamos artistas con talento y determinación por dedicarse al arte. Todo lo demás es trabajo duro y voluntad de superación, como en cualquier otra profesión.

  1. ¿En qué consiste el comisariado experimental que fomentáis?

LEA dispone de un espacio de galería a disposición de los residentes. Un día se nos ocurrió que podríamos hacer más cosas en ese espacio ofreciéndoselo a comisarios que quisieran materializar proyectos experimentales de calidad, proyectos que quizá fuera complicado llevar a otros espacios por tema o montaje. Y eso es lo que creamos, un programa de comisariado con cesión de sala para propuestas que muestren arte de otra forma.


    «Es fundamental que todos los agentes del arte se relacionen entre sí, cada uno desempeña una tarea imprescindible que no se debe subestimar.»


    1. El programa de actividades que tenéis no se centra solo en los artistas, sino que también tenéis en cuenta a comisarios, galerías o mecenas ¿con que finalidad interrelacionáis estas distintas figuras del mercado del arte?

    Es fundamental que todos los agentes del arte se relacionen entre sí, cada uno desempeña una tarea imprescindible que no se debe subestimar. En LEA intentamos equilibrar el peso de todas estas figuras para generar un hábitat más fuerte.

    1. ¿Qué es el Club de Mecenazgo que promovéis?

    Es una propuesta con dos objetivos, por un lado conseguir que los artistas no tengan que pagar nada y por otro lago acercar el arte a personas que de otra forma se mantendrían al margen de la creación contemporánea. En nuestro club de mecenazgo cualquier persona puede ser parte del engranaje creativo, apoyando a un artista de los residentes de LEA y participando  en las actividades que realizamos, disfrutando de todo el proceso y comprendiendo de una manera única el significado del arte en nuestros días.

    1. Hay mecenazgos a nivel personal, empresarial o institucional ¿Cómo pueden contribuir y que beneficios reciben a cambio de su aportación?

    Cada categoría de mecenazgo posee diferentes contraprestaciones, sobretodo orientadas a los intereses de cada participante en este programa. Aunque desde LEA motivamos el apoyo desinteresado que a su vez sabrá recompensar la confianza puesta por sus mecenas.

    1. Para terminar, me gustaría conocer tu opinión, basándome en tu experiencia como gestor de La Casa Franca y LEA, si iniciativas de esta índole son necesarias en el panorama artístico, qué aportan realmente y si encuentran una respuesta favorable.

    Antes de nada me gustaría agradecerte, Ramón, tu tiempo y dedicación a esta entrevista. Creo que la valoración de los proyectos responde a si se han cumplido los objetivos que se marcaron en su fundación. Para los que nos dedicamos a proyectos de cultura los objetivos no son siempre económicos o mediáticos, es común que nos interesen aspectos que atañen al conjunto de la sociedad o a grupos concretos que sentimos han quedado apartados o infravalorados. Es por tanto un objetivo muy personal difícilmente valorable de forma general.

    En mi caso esta valoración es completamente positiva. Adoro mi profesión, lo que me aporta en lo personal y lo que consigue en otros, ayudando a artistas que necesitan un pequeño empujón en algún punto de sus carreras profesionales.

    CINCO PROPUESTAS DE OBJETIVO ARTE

    ¿Quieres saber más?

    ¿Quieres saber más?

    ¿Quieres saber más?

    ¿Quieres saber más?

    ¿Quieres saber más?

    0 comentarios

    Enviar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Objetivo Arte te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por el responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar la solicitud que realizas a través de este formulario de contacto. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Network(proveedor de hosting de Objetivo Arte) dentro de la UE.Puedes consultar aquí su Política de Privacidad. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@objetivoarte.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad

     

    Plataforma online para la comunidad  de artistas plásticos y visuales.

    Contenido informativo y formativo para todos los niveles.

    CONTENIDO GRATUITO


    Objetivo Arte fue elegido como el  “Mejor Blog de Arte” (categoria Mercado)

     ¡ES GRATIS!

     

    ¡SUSCRIBETE!

    Y AVANZA A TU PROPIO RITMO 

     

    Recibes cada semana dos "cartas".
    Te serán útiles para gestionar tu vocación artística.

    Son consejos, reflexiones o ideas sobre el mercado del arte.

     

    Te has suscrito satisfactoriamente