EMPRENDER COMO ARTISTA    /

RELACIÓN DEL ARTISTA CON LA ADMINISTRACIÓN

TRIBUTAR
POR GANAR UN PREMIO

Ganar un premio no sale gratis, porque en la mayoría de las convocatorias no se solicita la posibilidad de la exención de impuestos.

 

En los años duros de la crisis o, simplemente, cuando hay un bajón en la economía personal, la posibilidad de ganar un premio ha sido la tabla de salvación para más de un/a artista, gracias a su dotación económica.

Incluso, hay quien tiene por norma participar en las convocatorias de concursos de pintura rápida o al aire libre, según sea el premio en metálico, como si fuera un trabajo más dentro de su profesión y significando un ingreso mensual muy relevante.

La rentabilidad de ganar premios


Como comentó Miquel Cazaña en el artículo  “Concursos de pintura rápida. ¿Por qué es interesante participar?”“Por lo que he podido averiguar en alguna que otra región de España, entre los pocos asiduos que suelen ganar premios, hay quien se presenta a 30 concursos al año y gana premios en 15 de ellos (9.000 euros anuales en concursos de pintura rápida). Un pintor me dijo que en un fín de semana bueno (antes de la crisis de 2008) podía ganar unos cuantos miles de euros en premios.”

Para la mayoría no es nada sencillo ganar un premio y menos hacerlo con continuidad, pero cuando esto ocurre y tan pronto pasa la alegría de lo que se ha conseguido hay que averiguar si habrá que pagar o no impuestos por lo ganado.

Según lo que se especifique en las bases y cual sea la finalidad de la convocatoria, habrá que pagar a Hacienda para evitar problemas posteriores.

También puede ser que esté exento de obligaciones con la Agencia Tributaria si reúne las condiciones recogidas en el artículo 7, de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, donde se manifiesta la consideración de premios exentos los literarios, artísticos, o científicos relevantes, con las condiciones establecidas reglamentariamente.”

¿Cuándo no se tributa por ganar un premio?


 Un premio artístico, científico o literario se diferencia fiscalmente de los demás premios por “la concesión de bienes o derechos a una o varias personas, sin contraprestación, en recompensa o reconocimiento al valor de obras literarias, artísticas o científicas así como al mérito de su actividad o labor, en general, en tales materias.

No tendrán la consideración de premios, las becas, ayudas y, en general, las cantidades destinadas a la financiación previa o simultánea de obras o trabajos relativos a las materias citadas.”

Primer paso para la exención de impuestos


El primer paso para la exención de impuestos es que la entidad que organiza la convocatoria haya solicitado previamente a la Agencia Tributaria una certificación para que el premio no tenga que pagar impuestos, porque su destino no será un uso comercial del mismo y confirmando que reúne los siguientes requisitos:

  • El concedente del premio no podrá realizar o estar interesado en la explotación económica de la obra u obras premiadas.
  • El premio no podrá implicar ni exigir la cesión o limitación de los derechos de propiedad sobre aquéllas, incluidos los derivados de la propiedad intelectual o industrial.
  • No se considerará incumplido este requisito por la mera divulgación pública de la obra, sin finalidad lucrativa y por un período de tiempo no superior a seis meses.
  • En todo caso, el premio deberá concederse respecto de obras ejecutadas o actividades desarrolladas con anterioridad a su convocatoria.(+info)

Convocatoria en España o en el extranjero


Si el premio ha sido convocado en España debe hacerse con carácter nacional o internacional; no establecer limitación alguna para quien concurse y su anuncio debe hacerse público en el Boletín Oficial del Estado o de la Comunidad Autónoma y en un periódico de cobertura nacional, por lo menos.

Cuando el premio ha sido convocado en el extranjero, el único requisito que se exige es el de no establecer limitación alguna a los concursantes por razones ajenas al premio;además, de no hacer un uso comercial del mismo.

Como contribuyente en España, aunque hayas ganado en el extranjero el premio tendrás que incluirlo en la declaración de la renta anual y presentar la correspondiente exención.

TRIBUTAR POR GANAR UN PREMIO 1

Pagar impuestos si existe un uso comercial


Si el premio en sí o a consecuencia de él se genera una explotación económica del mismo habrá que pagar a Hacienda, por dos conceptos distintos: por el importe obtenido por el premio y por los ingresos que se obtengan por la explotación del mismo.

Al ser un renta extra y puntual en el tiempo, es considerado fiscalmente como un “ingreso irregular” por no tener continuidad económica.

Este tipo de rentas pueden beneficiarse de una reducción fiscal que actualmente está en el 30% del total del importe recibido. (Por ejemplo, si has ganado un premio de 1.000 euros deberás tributar solo por 700 euros, que es la cantidad que queda después de haberle restado el 30%.).

Lo único que se requiere para poder beneficiarse de esta exención es que no exista ni se haga posteriormente un uso comercial de la obra premiada y si el premio no conlleva la cesión de derechos.

Tienes la obligación de declarar estas ganancias anualmente con el resto de ingresos que hayas obtenido y debes tributar como un “rendimiento de actividades económicas”.

TRIBUTAR POR GANAR UN PREMIO 2

¿Qué retención del IRPF corresponde?


Si el premio obtenido tiene que tributar fiscalmente, también hay que aplicarle el IRPF que le corresponda, a cuenta de la declaración anual.

Para los premios literarios, artísticos y científicos esta retención es del 15%, así como también para conferencias, cursos y seminarios (ver cuadro de retenciones e ingresos a cuenta para este año).

Si estás dentro del plazo de los tres primeros años de actividad profesional la retención será del 7%.

Según la Agencia Tributaria las retenciones a cuenta son cantidades que se detraen al contribuyente por el pagador de determinadas rentas, por estar así establecido en la ley, para ingresarlas en la Administración tributaria como “anticipo” de la cuota del Impuesto que el contribuyente ha de pagar” (ver calculadora IRPF de la AEAT)

¿Qué IVA se debe aplicar según sean las condiciones del premio?


Si a cambio de la dotación en metálico del premio, se entrega la obra premiada a la entidad convocante, fiscalmente tendrá la consideración de entrega de bienes.

Al ser un cuadro, escultura o dibujo realizado a mano por el artista se inscribe en la categoría de obra de arte y al haber sido entregado a cambio del importe del premio se debe aplicar el tipo impositivo reducido del 10%.

Si en el importe total del premio está incluido el IVA, este deberá dividirse por 1,10, de cuyo resultado se obtendrá la base imponible por la que hay que tributar. (Por ejemplo: Si la cuantía integra del premio es de 1.200 euros, lo debes dividir por 1,10, siendo el resultado 1091 euros, que será la base imponible.)

Si se recibe el premio, pero no ha habido ninguna entrega de obra, como profesional del arte y al recibir un premio en metálico éste se entiende como una prestación de servicios y sujeto a una tarifa de IVA del 21%.

Su base imponible, al estar el IVA incluido en el premio, será el resultado de dividir el importe del mismo por 1,21.

En el caso de que el ganador/a del premio sea un aficionado/a, tanto si entrega la obra premiada a la entidad organizadora o no lo hace y se entiende el ingreso en metálico como prestación de servicio, no estaría sujeto al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), al estar dicha operación fuera del ámbito de aplicación de este impuesto.

La fiscalidad para un/a artista es un mundo extraño, porque tiene poco que ver con su actividad creativa que se desenvuelve en la mayoría de los casos en terreno de reducidos beneficios.

Son frecuentes las consultas que recibimos en Objetivo Arte referente a temas fiscales, que puntualmente se analizan desde un concepto general y que buscan orientar informativamente a la mayoría, aunque cada caso que se nos expone necesitaría de un tratamiento específico.

Si tu cuenta bancaria recibe un ingreso por haber sido premiado tu talento como artista, averigua en que condiciones se te ha concedido fiscalmente esta retribución y, en función de la información que recibas, es importante que te asesores a través de tu gestor habitual, en la Agencia Tributaria o en la Seguridad Social a efectos de impuestos.

No hacerlo así, el subidón del primer momento que te embargó al recibir el premio, podría desinflarse con un requerimiento inesperado por parte del fisco.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Cuenta - Suscripción - Bonus 


 EMPRENDER COMO ARTISTA


FORMACIÓN Y CREACIÓN

PROMOCIÓN Y DIFUSIÓN DE TU OBRA

COMERCIALIZACIÓN Y SALIDAS PROFESIONALES

------

INTERNET COMO MERCADO GLOBAL

-----

RELACION DEL ARTISTA CON LA ADMINISTRACIÓN

-----

EL ARTISTA Y LA PROPIEDAD INTELECTUAL

-----

CONCLUSIONES


SECCIONES ESPACIO VIP

TRIBUTAR POR GANAR UN PREMIO 3