Artista y empresario

 

SABER COMPAGINAR

SER ARTISTA Y EMPRESARIO A LA VEZ

 

Al parecer la imagen de un artista apasionado está peleada con la de un empresario exitoso.

El inconsciente colectivo cree que el arte y la cultura son opuestos al dinero.

El artista, en la mayoría de los casos, debe saber compaginar su ocupación creativa con la gestión administrativa si de lo que se trata es de poder vivir del arte.

Como trabajador autónomo debe saber comercializar su obra y administrar correctamente sus gastos.

La inestabilidad económica es evidente desde el momemto en que no cobra un sueldo fijo a final de mes.

Los ingresos que consigue por la venta de su obra son discontínuos e irregulares.

Habrá meses que las cosas irán muy bien y otros que apenas habrá ingresos.</p

Hay que saber equilibrar estas irregularidades económicas y ser previsor cuando se tiene una buena racha para afrontar con tranquilidad los meses de vacas flacas.

No se trata solo de crear arte, sino también de saber venderlo.

El artista independiente, que funciona al margen de intermediarios, debe saber autopromocionarse y ser creativo en la inversión social que haga para difundir su trabajo.

 

No se trata solo de crear arte, sino también de saber venderlo.
Twittea esta fraseTwittea esta frase

 

 

Pin It on Pinterest

Share This