el cerebro necesita el arte

 

EL CEREBRO NECESITA EL ARTE

 

El cerebro de las personas que desarrollan alguna actividad artística es estructuralmente distinto y manifiestan un mejor control motriz y una mejor “memoria procesal”, que aquellas que no lo practican.

“Existen ciertas estructuras de la corteza auditiva que solo responden a tonos musicales, que una parte importante del cerebro y del cerebelo interviene en la coordinación de todo tipo de movimientos, como el baile, que durante las representaciones teatrales algunas regiones del cerebro que se encargan de producir el lenguaje oral se conectan con el sistema límbico, proporcionando así el componente emocional o que al observar una muestra de arte visual nuestro sistema de procesamiento visual genera imágenes reales o ficticias con la misma facilidad.”

David A. Souza en su libro How the brain learns

La complejidad del cerebro humano y su continua reestructuración necesita del arte.

Hay quien piensa que el arte es algo superfluo o que sirve para poco para defenderte en una sociedad tan material y competitiva como en la que vivimos.

Quien así piensa está completamente equivocado.

Además del disfrute estético que nos aporta la belleza o expresividad del arte se ha demostrado a través de diversos estudios que tiene efectos neurológicos muy positivos para nuestro cerebro.

Distintas partes de nuestro cerebro se activan según la actividad artística que practiquemos y todas potencian nuestra creatividad e intelecto.

Las artes plásticas mejoran la capacidad de concentración, la plasticidad cerebral y el coeficiente intelectual.

Por otra parte el arte nos hace más tolerantes, menos impulsivos, reduce el estrés y nos aporta una mayor claridad mental ante cualquier situación o problemática que tengamos que resolver.

Al beneficiar el arte al cerebro significa que repercute positivamente en nuestro comportamiento y calidad de vida y ello favorece también la relación con los demás.

 

Las artes plásticas mejoran
la capacidad de concentración, la plasticidad cerebral y el coeficiente intelectual.
Twittea esta fraseTwittea esta frase

 
 

 

Pin It on Pinterest

Share This